Santa Rita Harinas

DESCUBRE ALGO MÁS SOBRE NOSOTROS 

Una Forma Diferente de hacer Harinas

¿Cual es nuestro sueño?

Somos un equipo de personas que trabajan cada día investigando en el mundo de las Harinas para conseguir que nuestros consumidores se diviertan Cocinando.

Nuestra meta es ser reconocidos como la Marca que ofrece las Harinas más creativas del mercado y al mismo tiempo, crear Harinas y Preparados para provocar las mejores experiencias gastronómicas.

Por eso enfocamos todos nuestros esfuerzos en convertir SANTA RITA en la empresa más innovadora en el mundo de las Harinas, con envases exclusivos y resistentes, el mejor packaging para la gama más creativa y original del mercado, ofreciendo unos Preparados a base de Harinas, para distintos usos y aplicaciones culinarias.

En Santa Rita Harinas, estaremos encantados de colaborar con Ustedes, para buscar el producto que mejor se adapte a todas sus necesidades.

¿Por qué somos diferentes?

\
Productos exclusivos: Formulados y desarrollados en la propia empresa.
\
Estandarizamos los procesos: rápido, sencillo y fácil de usar.
\
Gama de productos diferenciada y la más amplia del mercado: una harina para cada producto.
\
Harinas aptas para personas con alergias a la albúmina y/o lactosa, nuestros productos están libres de derivados de huevo y/o leche.
\
Packaging Innovador y Activo.
\
Mayor seguridad alimentaria, más práctico, higiénico y resistente.
\
Evita roturas y no sufre el típico deterioro de las bolsas de papel.
\
Mejora la conservación del producto y alarga la vida útil del mismo.
\
Mantiene las cualidades organolépticas y conserva el producto más fresco.
\
Reutilizable como tapper, tanto en microondas como en congelador.
\
Evita contaminaciones por humedad, olores o sabores extraños.
\
Reciclable cien por cien.
Premio al mejor packaging - Alimentaria Barcelona 2010

Más de 60 años haciendo historia

Santa Rita, este es el nombre que resuena en la mente de sus fundadores, como el Milagro que daría lugar a una gran historia, llena de ilusión, esfuerzo y trabajo. Ha pasado mucho tiempo desde que Jesús López Torres comenzó alquilando molinos maquileros en los cauces del Rio Tajuña, hasta que pudo construir su propio molino de piedra y madera, en el año cincuenta… Nunca fueron fáciles los comienzos, y en esta ocasión menos aún, pues el mercado del trigo & harina, estaba intervenido por el Estado y no había permisos para la construcción de nuevos molinos. Compró los derechos de una fábrica que cerró en Benahadux (Almería), pero las autorizaciones para el traslado de la actividad no llegaban y demoraban la puesta en marcha del molino, y de todos los ahorros invertidos, de forma que podían llevarlo a la ruina… Así que no tuvo más remedio que encomendarse a Santa Rita, patrona de los imposibles, para conseguir las licencias y permisos necesarios y poder comenzar su actividad. Y el Milagro se produjo con la publicación en el Boletín Oficial de la Provincia de Guadalajara, nº 149, del jueves trece de diciembre de mil novecientos cincuenta y uno, y claro está que después del favor recibido el nombre del molino, y de la “marca”, no podría ser otro que el de “Santa Rita”. Santa Rita ya contaba con los permisos, licencias y autorizaciones pertinentes para comenzar a moler trigo, y producir harina, con destino a los panaderos de los pueblos cercarnos de la zona.

Los tiempos han cambiado mucho, y Santa Rita, también ha ido evolucionando con el paso del tiempo, con la mejora continua de instalaciones, procesos y seguridad alimentaria, habiendo ido derivando sus actividades, que, en un primer momento, eran panaderías e industrias, hacía el canal Horeca (food service) con las harinas básicas de trigo. A éstas siguieron las de otros cereales, como el Maíz, Arroz, Centeno, etc. En el equipo humano actual siguen los hijos de Jesús López (Ana y Pedro Juan) y un equipo de personas formadas y motivadas para sacar adelante este proyecto: Irene, Javier, Liliana, Noelia, Juan de Dios y otras tantas personas que ponen todo su esfuerzo y atención en el trabajo de cada día. Pero Santa Rita no se queda solo en producir “harina”. Busca soluciones, productos novedosos, fáciles de usar que dan satisfacción, ahorran tiempo y se lo ponen fácil a todo aquel que se mete en la cocina. Es un proceso continuo para:

  • Estandarizar procesos y aplicaciones.
  • Productos prácticos y fáciles de usar.
  • Ahorro de tiempo.
  • Buscar un envase diferenciador, con un packaging que da valor al producto y a la marca (tupper).

En definitiva, hacer honor a nuestra filosofía. Una forma diferente de hacer Harinas … Santa Rita por dentro:

  • Un equipo de personas que trabajan cada día investigando en el mundo de las Harinas para conseguir productos que faciliten el trabajo, ahorren tiempo y esfuerzo, en todos los usos y aplicaciones culinarias.
  • Una Meta: ser reconocidos como la Marca que ofrece las harinas más creativas del mercado, trabajando de la mano de Profesionales de la Cocinas, que les aportan su saber hacer, para dar valor a un producto tan humilde como la harina.

En los 70 años de Historia y trabajo continuo que ha desarrollado Santa Rita, es fácil imaginar que ha habido buenos y no tan buenos momentos, pero siempre hemos aprendido con los fracasos, mejorado y logrado salir adelante. Estos han sido los principales hitos de nuestra empresa:

  • 1954: comienza la actividad atendiendo a panaderos locales, con un solo tipo de harina para todos los usos, sin marca, sin ningún factor diferenciador (26 años). En suma, uno más en el mercado.
  • 1980: en los años 80 dos hermanos de Jesus López (Pedro Juan y Nicasio) se instalan en Madrid, creando dos panaderías industriales, que son abastecidas desde Santa Rita, destinando casi la totalidad de su producción a este auto consumo (15 años).
  • 1995: por diferentes motivos (guerra del pan, aparición de boutiques de pan, pan congelado) esta actividad de Madrid deja de existir, cierran las Panaderías y Santa Rita, como molino pequeño, tiene que reinventarse en un sector muy complicado, en un mercado donde la oferta de harina duplica a la demanda y en el que aparecen nuevos molinos con una capacidades productivas tremendas; y las harinas a granel y la marca blanca copan prácticamente todo el mercado, con unos márgenes ridículos o incluso en pérdidas.

Con este panorama, la viabilidad de un pequeño molino, que ha perdido su fondo de comercio, su capacidad productiva se ha quedado un poco anticuada, y el mercado solo permite vender a precios muy ajustados, había que buscar soluciones

  • 2000: a partir de este año comienzan a consolidarse los cambios que comenzaron hace unos años atrás elaborando harinas diferentes, en envases de papel de 1 Kg. y algo en 5 Kg., que nos permite comenzar a dar nombre (MARCA) a nuestros productos, que dejan de ser simplemente “harinas”. Comenzamos con un preparado a base de harinas para todo tipo de frituras y otro para tempuras–rebozados (tipo orly) que hoy en día nos siguen dando reconocimiento de marca y nos hacen ser valorados por el consumidor.
  • 2005: el envase, factor diferenciador: para no ser iguales que todos los demás en el lineal, creamos una nueva categoría “harinas preparadas para cocinar” en un novedoso envase “tupper” con un packaging & branding de categoría, que diferencian el producto y añaden valor a estos preparados, que son muy bien aceptados en los supermercados.

A partir de aquí Santa Rita va ampliando la gama de productos con panko, panes rallados, cebolla frita, semillas de quinoa y de sésamo… sin olvidar los formatos Horeca, para almacenes de alimentación, hostelería y colectividades (food service).

  • 2008: se produce una mejora de diseño, con un tupper a medida, exclusivo para Santa Rita, con un nuevo desarrollo e imagen de marca, que mejora el posicionamiento y permite llegar a más personas y ser aún más exclusivo y diferenciador, y seguir creciendo en Retail y Horeca.
  • 2016: se produce la entrada en nuestro capital de Ebro Foods (Herba), primera multinacional española en alimentación, líder mundial en arroz y pasta; esto impulsa y pone en valor el trabajo de Santa Rita: mejora su I+D+i dando origen a novedosos productos con alto valor añadido, mejora la seguridad alimentaria, potencia el equipo humano, y refuerza su marketing, la imagen y la marca.

Hoy, continua la actividad, la ilusión y las ganas de trabajar, en la mejora continua como personas y como Empresa, para seguir “haciendo milagros” fruto de los cuales, surgió nuestro origen y nuestra Marca.   Los Milagros de Santa Rita. ¿Por qué es un milagro? Sencillo, porque permite hacer una bechamel o una masa para croquetas, incluso para personas que nunca habían cocinado, en dos minutos y sin quemar la cacerola ni la cabeza. Todo a temperatura ambiente y en un pis pas:

  • Solo tienes que mezclar el Mix Bechamel Instant de Santa Rita con el tipo de leche que prefieras (soja, desnatada, sin lactosa, de almendra), remover y ya tienes hecha la bechamel casera a tu gusto. Que te quedó muy líquida… pues añade un poco más del Mix bechamel; que te quedó muy espesa, fácil… añade un poco más de leche, todo en el instante; no me digas que no es fácil hacer Milagros ¿verdad?
  • Y por si fuese poco el Milagro de la Bechamel, que te parece si coges un caldo (pescado, carne, verdura), le añades los tropezones que darán nombre a la croqueta, añades el Mix Bechamel Instan, remueves hasta que tengas una consistencia de masa y le das forma. Antes de freír, primero lo pasamos por huevo batido y luego por panko o pan rallado, freímos y ya tienes un plato de croquetas caseras. ¡Santa Rita, te lo pone muy fácil!

Y como les gusta completar la gama, y “hacer el más difícil todavía”, para no dejar solo a esta Mix Bechamel Instan, también puedes elegir, entre el Mix Bechamel Instan Sin Gluten (apto para celiacos) y el Mix Bechamel con Setas y aroma de Boletus, para que solo tengas que añadir la leche o el caldo deseado… Y pensando en los Veganos y en como sujetar el pan rallado o el panko en las croquetas, cachopos, milanesa, etc. tienes la Fijarina, un encolante natural, sin aditivos, que sustituye el uso del huevo. Fija y adhiere el pan, no se desprende en la fritura, no se quema el aceite y facilita una elaboración de categoría. Así que, como puedes comprobar, “todos los días puedes hacer un milagro” y disfrutarlo en buena compañía en la mesa, que es el mejor sitio donde compartir una buena comida, pasar un agradable rato y alimentarse con el mismo sabor y calidad que en la mejor cocina, o el mejor restaurante, y no confesar a nadie que el secreto está en Santa Rita, y en sus Milagros….